Fresas

Las fresas rojas son rojas, las nubes blancas son estas nubes blancas, la hoja verde amarilla es verde es amarilla, la muchacha clara es la muchacha clara, las olas azules son las olas azules, todo está en todo menos Tú,

Fresas

Las fresas rojas son rojas, las nubes blancas son estas nubes blancas, la hoja verde amarilla es verde es amarilla, la muchacha clara es la muchacha clara, las olas azules son las olas azules, todo está en todo menos Tú,

A la esperanza vuelvo, a la madera…

A la esperanza vuelvo, a la madera que construyó mis días importantes, a la extraviada primavera de antes. A la justicia de mirarlo todo como si me perteneciera, que en fin de cuentas no hay un modo de abandonar el

A la esperanza vuelvo, a la madera…

A la esperanza vuelvo, a la madera que construyó mis días importantes, a la extraviada primavera de antes. A la justicia de mirarlo todo como si me perteneciera, que en fin de cuentas no hay un modo de abandonar el

Lugar

También yo he estado allí donde no hay nada quieto, nada perdurable, apenas ese sitio donde afirman los pies y alguien que se descubre en su frágil segundo, su resguardo. Un secreto disperso, arrojado a las aguas y a la

Lugar

También yo he estado allí donde no hay nada quieto, nada perdurable, apenas ese sitio donde afirman los pies y alguien que se descubre en su frágil segundo, su resguardo. Un secreto disperso, arrojado a las aguas y a la

Las huellas

A orillas de las aguas recogidas en la luz regular del suelo unidas como si juntas siempre caminaran, solas, parecería que se amaran, en la sal de la espuma con estrellas, sobre la arena bajo el sol las huellas de

Las huellas

A orillas de las aguas recogidas en la luz regular del suelo unidas como si juntas siempre caminaran, solas, parecería que se amaran, en la sal de la espuma con estrellas, sobre la arena bajo el sol las huellas de

De vez en cuando

De vez en cuando camino al revés, es mi modo de recordar. Si caminara solo hacia adelante, te podría contar cómo es el olvido. Humberto Ak-abal ( 1952 – )

De vez en cuando

De vez en cuando camino al revés, es mi modo de recordar. Si caminara solo hacia adelante, te podría contar cómo es el olvido. Humberto Ak-abal ( 1952 – )

La poesía es una escalerita que baja

La poesía es una escalerita que baja, Por un camino de nubes, A una ventanita con vista al infierno Corazones cuelgan de los árboles Y los leones se cortan las uñas. Un poema es una tortuga con patas de gacela

La poesía es una escalerita que baja

La poesía es una escalerita que baja, Por un camino de nubes, A una ventanita con vista al infierno Corazones cuelgan de los árboles Y los leones se cortan las uñas. Un poema es una tortuga con patas de gacela

Dos en el crepúsculo

Fluye entre tú y yo en el mirador un claror submarino que deforma perfiles de colinas y tu rostro. Está en un fondo huidizo, cada gesto tuyo es ajeno a ti; entra sin huella y se esfuma, en el medio

Dos en el crepúsculo

Fluye entre tú y yo en el mirador un claror submarino que deforma perfiles de colinas y tu rostro. Está en un fondo huidizo, cada gesto tuyo es ajeno a ti; entra sin huella y se esfuma, en el medio

Inicio

Dentro de mí hay una criatura sin cuerpo, sin edad, sin atributos, que se asoma a mis ojos: un puente con el mundo que es maravilla y asombro. Criatura invisible felizmente ensartada en el collar celeste de la luz, criatura

Inicio

Dentro de mí hay una criatura sin cuerpo, sin edad, sin atributos, que se asoma a mis ojos: un puente con el mundo que es maravilla y asombro. Criatura invisible felizmente ensartada en el collar celeste de la luz, criatura